top of page
Buscar
  • Sofia De La Espriella

“Cuidado con el 2022”

Actualizado: 21 feb 2021

Mientras que la derecha y la izquierda colombiana se desgastan todos los días insistiendo en que el centro no existe o que es la derecha encubierta, Sergio Fajardo, Humberto de la Calle, Juan Fernando Cristo, Antonio Navarro y Carlos Fernando Galán anuncian sus diálogos para la convergencia de diferentes sectores de cara al 2022. El centro se va consolidando poco a poco y aviva la esperanza de una transformación política que deje los extremismos en Colombia. La negación de que el 53% de los colombianos, según Cifras y Conceptos, se identifica con las posturas de centro, lejos la radicalización de los extremos de nuestro país, habla mucho de las estrategias de quienes tienen el ojo puesto en la contienda electoral.




No sé si a los colombianos aún nos quede duda de que ver la política desde la peligrosísima visión unitaria que contrapone a Petro con Uribe solo nos ha traído desgracias. Por un lado, el insaciable deseo de Uribe de perpetuarse en el poder ya lleva casi 20 años y la pesadilla caudillista que ha impuesto ese disimulado autoritarismo uribista ha socavado la democracia del país poco a poco. Por el otro, la megalomanía de Petro que se alimenta del populismo para presentarse como el único opositor del proyecto uribista y que no es capaz de buscar consensos sino que incita al odio y a la división. Esto ha generado que los colombianos le echemos al azar el porvenir de nuestro país. Aún no sé si lo que sucedió con Trump en Estados Unidos no fue suficiente lección para el mundo entero de que la política del radicalismo, los odios, la obsesión por el poder y la división no tienen un rumbo más que la destrucción de la democracia. Pero quienes no nos queremos unir a los extremos, los de ese centro que tanto niegan, podemos cambiar las cosas.


El centro como ideología tiene bases de tradición mucho más ricas, incluso, que la derecha o la izquierda. Diferentes referentes en la política como Roosevelt, Obama y hasta el propio Biden demuestran que sí existe. Pero más allá de entrar en la infundada pelea de los extremos, sobre si es una ideología, un oportunismo o una simple posición en el plano cartesiano político, entendamos que el centro es mucho más que “ser tibio”. Si bien está en el intermedio de las posiciones antagónicas de izquierda y derecha, no significa que no tenga posturas claras y contundentes. Todo lo contrario. El centro busca construirse desde el consenso y la diversidad, reconociendo la complejidad de la realidad y estando abiertos a la discusión, la duda y el cambio de opinión cuando es necesario. Históricamente los “centristas” han buscado la reconciliación y dar solución a problemáticas que han dejado las políticas dominantes de izquierda y derecha; que siempre dejan de lado una gran porción de matices, luchas y necesidades de las sociedades. El centro tiene un compromiso con los derechos humanos de todos y su mentalidad abierta no es sinónimo de vacíos, falta de criterio o tibieza.


Ojalá en el 2022 no cometamos el error del 2018 ni de la histórica visión extremista de la política. Entendamos que la polarización fanática Petro vs Uribe acabará cuando dejemos de votar con el corazón y lo hagamos con la razón. Que la consolidación de una democracia fuerte y legítima tiene como base la necesidad de acabar con la política binaria de los extremos que, con su retórica, alardean con furor sobre sus fuertes posturas de lo bueno y lo malo, lo blanco y lo negro y no entran a buscar consensos en la complejidad de nuestra diversa sociedad.


Ya no más con “el que diga Petro o el que diga Uribe”, la democracia es (y debe ser siempre) más grande que cualquier gobernante. Recordemos que el populismo no tiene bando y acá el petrismo y el uribismo se sirven de él a la par. Por eso, dejemos la pelea de que el centro no existe, porque el simple hecho de que algunos lo quieran negar y otros ridiculizar es la mejor demostración de que sí existe. Busquemos formas de consolidarlo como un proyecto político fuerte e incluyente, alejado del extremismo radical atroz que ha perjudicado permanentemente al país en diferentes ámbitos.


178 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page